9 trucos para tener una alimentación balanceada

3
14682
9 consejos para tener una alimentación balanceada

¡Llegamos al rescate! Te presentamos 9 consejos útiles para llevar una alimentación balanceada, que te permita aprovechar y disfrutar los nutrientes de cada comida, mientras gozas de una muy buena salud. ¡Empecemos!

9. Haz una lista de lo que necesitas

¡Súper importante! Realiza una lista de compras con anticipación porque si no sabes exactamente lo que necesitas puedes hacer compras impulsivas. Además, evita ir al supermercado con hambre, ya que esto solo te hará comprar “comida chatarra”.

La mejor estrategia es planificar y ceñirte a tu lista, así, no solo comprarás artículos más saludables para tener en casa, sino que también ahorrarás dinero.

8. Realiza un mercado saludable

Si quieres tener un buen estado de salud, tu dieta debe contener una amplia variedad de alimentos frescos y nutritivos. De manera que, intenta comer alimentos ricos en fibra porque generan saciedad por más tiempo, por ejemplo, adquiere maíz sin procesar, avena, trigo y arroz integral.

También es importante consumir legumbres como lentejas y fríjoles, muchas frutas, verduras frescas y alimentos de origen animal (como carne, pescado, huevos y leche). ¡El equilibrio y la variedad son la clave!

7. Compra “buenos” snacks para tener una alimentación balanceada

¿Qué puede ser una buena merienda? Como snack, elige verduras crudas, nueces sin sal y frutas frescas, en lugar de alimentos con alto contenido de azúcares, grasas o sal. La zanahoria, los marañones, la piña y la crema de maní son excelentes opciones. 

Y si quieres un “mecato saludable” puedes adquirir aquellos paquetes o productos que tienen pocos ingredientes, son endulzados con edulcorantes y bajos en sal. 

🔗 ¡Amor por la tierra! Aprende a reciclar correctamente en tu hogar

6. Prepara las comidas con anticipación

¡Sabemos que las horas no alcanzan para todo lo que quisieras hacer! De hecho, por el afán del día a día es más práctico que comas lo primero que encuentres, pero estas decisiones pasan factura a tu salud antes de lo que te imaginas. 

Entonces te invitamos a cocinar tus alimentos con anterioridad para que así te asegures de comer muy bien. Y si definitivamente el arte culinario no es lo tuyo o ya no sabes cómo más innovar, te contamos que ahora nuestro servicio de aseo en casa incluye la preparación y elaboración de deliciosos y nutritivos platos caseros. Además, para tu tranquilidad, nuestra Jelpit cuenta con un certificado de manipulación de alimentos. 🍖 Deja esta labor en manos expertas y lleva una alimentación balanceada. 

5. Utiliza platos pequeños

Y sí, ¡todo entra por los ojos! Se ha comprobado que el tamaño de tu plato puede afectar la cantidad que comes. Si la losa es grande, tu porción parecerá más pequeña, mientras que cuando comes de un plato pequeño, los alimentos pueden verse más grandes.

Estudios afirman que los platos más pequeños se asocian con una mayor sensación de saciedad y una menor ingesta de calorías. ¿Qué esperas? Implementa este cambio en tu cocina para “engañar” a tu cerebro y que piense que está comiendo más. 

4. Consume proteína en todas tus comidas

¿Sabías que la proteína es el mejor alimento para llenarse? Sí, es más satisfactorio que los carbohidratos o las grasas y genera saciedad por más tiempo. También ayuda a preservar la masa muscular y estimula la quema de grasa

Así que asegúrate de incorporar proteínas en tus comidas y refrigerios, tales como: mariscos, carnes magras, huevos, yogur, queso, nueces, frijoles, garbanzo, lentejas, entre otras. 

También puedes leer: Licencia de maternidad: 6 datos que debes saber

3. Come porciones moderadas

¡Ojo! No tienes que dejar de comer de una vez todo lo que más te gusta, pero sí puedes reducir la cantidad que consumes. En lugar de eliminar por completo tus comidas favoritas, disminuye la cantidad y la frecuencia con la que las comes.

Compra un solo pan o chocolate y no la caja entera. Toma una gaseosa pequeña cada dos días y no grandes cantidades a diario. Poco a poco irás logrando tu objetivo de tener una alimentación balanceada y consciente, recuerda que la clave es la moderación.

2. Disfruta los alimentos

Concéntrate al momento de comer, saborea cada ingrediente, descubre texturas y aromas. Encuentra lo que funcione para ti y no te obligues a comer cosas solo porque son saludables.

Además, ten presente que el ritmo al que comes influye en la cantidad que consumes. Comer más lentamente puede darle a tu cerebro el tiempo que necesita para percibir que está lleno. Por lo tanto, simplemente comer más lento y masticar con más frecuencia puede ayudarte a ingerir menos comida. 

jelpit-conjuntos-servicios

1. Toma agua constantemente

Son tantos los beneficios de tomar agua que vale la pena hacer el esfuerzo por aumentar su consumo: protege órganos, mejora tu mente, ayuda a crear saliva y a superar pronto la gripe.💧¡Anímate! Durante toda tu jornada recuerda beber constantemente este líquido, llevando siempre contigo un recipiente lleno de agua para que esté a tu alcance. 

Ah, y no olvides que las personas a veces confunden la sed con el hambre, por lo que puedes terminar comiendo sin necesidad cuando un vaso de agua es realmente todo lo que necesitas. Sigue estos consejos para que tengas una alimentación balanceada. ¡Empieza ahora! Jelpit, ¡bien hecho! 💜

Publicado originalmente en agosto de 2021.

¿Qué tan útil te pareció este contenido?

No hay publicaciones para mostrar

3 Comentarios

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario acá
Por favor ingrese su nombre acá