Cómo solucionar problemas en un conjunto: qué hacer y a quién acudir

0
904
arreglar-problemas-conjunto-Jelpit

La convivencia es un punto muy importante a la hora de compartir espacios con otras personas, es por esto, que los problemas en un conjunto suelen ser pan de cada día. Y es que, seamos realistas, los vecinos pueden ser parte de las soluciones o ser el origen de algunos problemas en una propiedad horizontal. Si bien algunos pueden llegar a ser grandes amigos, otros pueden desear no haberse mudado nunca.

Desde zonas verdes descuidadas hasta perros que ladran sin parar, o la música que suena a todo volumen a todas horas incluso en la noche, pueden ser detonantes para generar un conflicto entre vecinos. Y estas son razones que no solo afectan a los implicados, sino que, además, pueden llegar a influir en el ambiente y convivencia de todo un edificio.

El mundo es un lugar muy grande, lleno de diferentes tipos de personas, así que puede considerarse “normal” vivir en algún momento de nuestra vida un conflicto de convivencia, más si habitamos una copropiedad con lo es un conjunto. Para muchos, ya sea que sean residentes o propietarios, llega un momento en que se deben manejar este tipo de disputas con los vecinos. Y saber cómo hacerlo de manera pacífica es una habilidad que no siempre es tan fácil. Te contamos cómo puedes hacerlo.

También te gustaría leer: 12 deberes que tienes como copropietario de una propiedad horizontal

5 recomendaciones para solucionar problemas en un conjunto

Analiza muy bien la situación

Muchos de los problemas que se presentan en un conjunto pueden ser molestias ocasionales propias del uso del espacio privado o común, que fácilmente pueden resolverse con una conversación respetuosa. Entonces, antes de confrontar a otra persona por un malestar ocasionado, primero toma aire y pregúntate si en realidad se trata de un problema grave de afectación a tu calidad de vida.

Identifica el problema en sí

Tomarse un tiempo para identificar y comprender realmente lo que está pasando es beneficioso tanto para determinar cuán grande es el problema objetivamente y así poder tener los argumentos de mayor peso a la hora de exponer el caso cuando llegue el momento de un espacio para conversarlo.

A veces, puede ser obvio de inmediato que se trata de una situación recurrente y es un problema que atender, como, por ejemplo, un vecino que fuma en su balcón o ventana durante todo el día y el olor llega a tu apartamento. Otras veces, puede ser algo de una sola vez que supone un gran problema en ese momento, por ejemplo, una fiesta que deja un espacio común desordenado y con posibles reparaciones. Entonces, antes de iniciar alguna confrontación con tus vecinos, asegúrate de que estén justificadas.

servicios-para-conjuntos

Sigue el debido proceso de resolución de problemas en un conjunto

Es necesario que conozcas muy bien el manual de convivencia, así como el reglamento de propiedad horizontal cuando convives en un conjunto. Estos dos documentos son el centro de control para todas las acciones y situaciones que se puedan presentar en la copropiedad. También ayuda a conocer el debido proceso cuando se resolver conflictos se trata.

Si ya identificaste los problemas que te ocasionan un mal ambiente o afectan tu calidad de vida directamente, es necesario que registres la situación. Cuanto mejor puedas documentar lo que está sucediendo, mejor podrás mostrar tu punto de vista a tu vecino, así como al administrador o propietario en caso de que vivas en arriendo en la vivienda. Ten el registro durante una semana o más, teniendo en cuenta cuándo sucede y por cuánto tiempo.

No necesariamente debes mostrar este registro cuando recién menciones el problema, pero es bueno tenerlo a mano en caso de que se deban mostrar los hechos. Agrega a tu registro cualquier comunicación que hayas tenido con tu vecino, incluyendo cuándo lo discutieron y qué se dijo.

Mantén una comunicación asertiva

Ten en cuenta que las personas no siempre son conscientes de que están haciendo algo que incomoda a los demás. Dale una oportunidad a tu vecino de escucharte y atender tu inquietud antes de que se convierta en algo más grande.

Si no te sientes cómodo con una confrontación cara a cara, puedes optar por dejar una nota o enviar un correo electrónico a tu vecino, también puede funcionar un mensaje anónimo si lo prefieres, siempre y cuando cumpla con el debido proceso de tu conjunto.

Lo importante es que seas directo de una manera asertiva sobre lo que está pasando y cómo te afecta, y trata de no usar un lenguaje acusatorio, esto no sirve para solucionar la situación y si puede poner a tu vecino a la defensiva complicando el proceso y haciendo que una solución pacífica sea menos probable.

También te gustaría leer: Código Nacional de Policía, la herramienta para mejorar la convivencia entre vecinos

Cuenta con aliados para resolver los problemas en un conjunto

Es clave que una propiedad horizontal cuente con procesos claros para poder atender cualquier situación que los propietarios y residentes necesiten solucionar. Por eso, contar con plataformas y canales que promuevan la comunicación e información en tu conjunto, es fundamental y con Jelpit puedes tener todo en uno.

Con nuestra plataforma digital puedes tener una funcionalidad para la reserva de las zonas comunes, chat, consulta de documentos como el reglamento interno de propiedad horizontal, pago de cuotas de administración, entre otros.

Sin duda, con Jelpit, la vida en tu conjunto fluye.

¿Qué tan útil te pareció este contenido?

No hay publicaciones para mostrar

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario acá
Por favor ingrese su nombre acá